jueves, 27 de septiembre de 2012

Villamelones

¿Qué es un villamelón?

Aquella persona que apoya o es partidario de alguna causa, deporte, idea, filosofía, principio, doctrina, etc., sin conocerlo a fondo, o por mera moda.

En esta ocasión se hablara de los villamelones en los medios de comunicación.

Para nadie es secreto que hay personajes en los medios de comunicación que apoyan una u otra ideología política y lo dejan ver al momento dar las noticias o cuando hacen una entrevista.

El ejemplo más reciente es el del conductor de noticias Alejandro Villalvazo, quien se convirtió en tendencia en Twitter por la entrevista que le hizo al ex diputado Gerardo Fernández Noroña.













El contexto es el siguiente.

Fernández Noroña junto con un grupo de personas se postraron afuera de la cámara de diputados, ejerciendo su derecho constitucional a la libre expresión y se manifestaron en contra de la iniciativa de reforma que envió el presidente a la cámara para ser aprobada.

De esta manera el ex funcionario se convirtió en tendencia en la red social Twitter con dos etiquetas diferentes #NoroñaEnemigodeMéxico y #Noroñaluchaportodos. Esto conllevo a que el conductor le hiciera una entrevista vía telefónica para platicar sobre ello.




Ya en la entrevista.

La entrevista comienza con Villalvazo explicando que Noroña se fue a hacer plantón afuera de la cámara de diputados para manifestarse y tratar de evitar que se apruebe la reforma laboral. Inicia su diálogo con el entrevistado diciendo "Noroña Enemigo de México, suscribo" lo cual da pie para que el ex diputado presente sus argumentos en contra de la reforma.

A lo largo de la entrevista el conductor no sólo toma una postura de ataque ante su entrevistado, sino que trata de desacreditar al mismo e intenta refutar los argumentos cambiando el tema. Incluso le pregunta "¿quién te pidió que lucharas por sus derechos laborales? yo no te pedí que lucharas por los míos". Y de ahí no cambia de parecer.

Es cierto que ambos tienen algo de razón en sus declaraciones; el conductor al momento de decir que él con sus impuestos pagó el sueldo de el ex diputado durante 3 años, y el entrevistado cuando da sus argumentos para oponerse a la iniciativa de reforma laboral.



No obstante el conductor opta por tener una comunicación unilateral por más que diga lo contrario. Quiere imponer su opinión y que el entrevistado le de la razón y acepte que es un inadaptado social y político, pero sobre todo, un enemigo de México como se le califica en las redes sociales.

Terminó la entrevista con una actitud pedante y prepotente por parte del conductor y el entrevistado se despide diciéndole que está mal que defienda los intereses de los poderosos cuando como trabajador y comunicador debería defender al pueblo.




Reflexión.

Desde un punto de vista objetivo; ambos están mal. Uno en el modo de manifestarse y de convocar al rechazo de la reforma, y el otro en la forma de realizar una entrevista y tratar de refutar argumentos.

Sin embargo, aquí el que queda mal parado es el conductor. Ya que no sólo demuestra que no sabe llevar el control de una entrevista, también demuestra su postura, si no a favor, por lo menos de indiferencia con la aprobación de la nueva reforma laboral.

Al hacer una entrevista a un personaje político, se comparta su ideología o no, no se puede atacar a esa persona, y mucho menos, tratar de refutar sus argumentos sin tener fundamentos reales y queriendo cambiar de tema.

Tampoco se debe de llegar al punto de la discusión y de la falta de respeto entre interlocutores como en el caso examinado. Ambas partes se faltan al respeto partiendo de que el entrevistador no tiene control de la misma e insiste en atacar a su entrevistado.

El tono de altanería deja una imagen pésima no sólo en el entrevistado, también al auditorio, quién al final del día, decide si el programa es escuchado o no.

Cabe destacar que al inicio y al final de la entrevista Villalvazo recalca la etiqueta y da su opinión sobre los hechos: "yo suscribo el de #NoroñaEnemigodeMéxico".

El día 26 de septiembre, Alejandro Villalvazo se convirtió en tendencia de Twitter con la etiqueta  de #Villalvazoesunpendejo. En su programa Tercera Emisión de Panorama Informativo el conductor tuvo el atrevimiento de decir al aire que ese tema se había vuelto tendencia por gente pagada por Fernandez Noroña y el PRD para desacreditarlo, lo cual causó más revuelo en la red social, y un sinfín de comentarios en su contra.







Opinión SUBJETIVA

¿En verdad este señor se dice periodista? ¿Con esas maneras ganó el Premio Nacional de periodismo en 1997?

¿Por qué se dice que este señor es villamelón?

Porque en la entrevista sale a relucir que no domina el tema de la reforma laboral. Su única intención es atacar y desprestigiar al ex diputado. La frase "yo no te pedí que pelearas por mis derechos" demuestra dos cosas, la ignorancia que tiene sobre el tema de la reforma laboral y la indiferencia por la gente que se encuentra desempleada y será contratada bajo esa nueva ley; una actitud de "mientras yo esté bien, los demás me valen un comino".

Sin defender a Noroña, él le dice: "... entonces tu has de ser dueño de la radio difusora para no tener que preocuparte por un contrato... No te ha de importar que te contraten por horas, y que te paguen a $7 pesos la hora, y que no te den vacaciones, seguro social liquidación... Bueno tu estas del lado de los poderosos cuando deberías de estar del lado del pueblo porque también eres trabajador..."

Tiene razón. Villalvazo no se preocupa porque su hijo en un futuro sea contratado sólo por 30 días y le paguen  a 7 o 10 pesos la hora, no le den seguro social, liquidación, etc., porque seguramente el niño obtendrá un trabajo gracias al papá, no habrá necesidad de que tenga que buscarlo.

Sólo apoya a quién le conviene y cuando le conviene. Es el típico mexicano malinchista, en vez de ayudar o preocuparse por el bien común, prefiere el bien individual aunque sea efímero.

Por último. 

Es una pena que gente como él, Adela Micha, Carlos Loret, Joaquín López Dóriga, Ciro Gómez Leyva, y muchos otros, se digan periodistas cuando claramente se venden al mejor postor sin importarles la dignidad de su profesión, en una sociedad que cada vez se informa un poco más y no se deja engañar como hace 30 años.

1 comentario:

  1. Buena nota!!
    al escuchar esta entrevista vi la cara de personas que respeto y quiero con una expresión de vergüenza total ante este "periodista", queda destacado que no CUALQUIERA sabe hacer una entrevista.

    ResponderEliminar